Noticias

0-2
Los errores…
14/01/2020
Alejandro van Schermbeek / AVS PHOTO REPORT Alejandro van Schermbeek / AVS PHOTO REPORT

Por Prensa Tiburones de La Guaira | Diego Romario González

Las pifias son parte del juego. Muchas veces el equipo que más las evite, tiene mayor posibilidad de obtener la victoria y por el contrario, quien se hunda en errores, probablemente pague de la peor manera: con la derrota.

Hoy Tiburones de La Guaira vivió la fase oscura al ceder 2 carreras por 0 ante Caribes de Anzoátegui. Dos costosas fallas en el duodécimo inning, marcaron la segunda derrota de la serie semifinal ante los orientales, que ganaron ambos juegos en el estadio Universitario de Caracas.

Fue un juego maratónico, que duró seis horas y que exhibió doce largos episodios, los primeros once sin anotaciones.

Tiburones quedó en cero. Los problemas ofensivos siguen presentes en el equipo del manager Renny Osuna, quien ahora llevará a sus muchachos a Puerto La Cruz a buscar al menos dos victorias que los mantenga con vida en la serie.

La derrota de hoy dolió fuertemente. Fue un compromiso que La Guaira pudo ganar en varias ocasiones, pero el bateo no respondió en ningún momento.

En un juego cero a cero por once innings, tal vez no existan muchas oportunidades de anotar, por eso hay que aprovechar las pocas que aparezcan. La Tribu si ejecutó.

El turno clave de Tiburones, el de peso, de importancia, fue en el cierre del noveno inning con las bases llenas y Édgar Durán al plato. El valenciano fue sustituido por Miguel Rojas, quien no pudo ligar un buen batazo y obligó a forzar una jugada en el plato. Con dos outs Luis Villegas falló con elevado al jardín central. Una carrera en ese momento del juego definía el compromiso y la historia era distinta.

Anzoátegui si aprovechó. Un fly controlable a primera base que no fue capturado y un rodado fuerte que madrugó al antesalista, fueron a la larga las dos carreras que los indigenas produjeran en el inning doce para marcar la diferencia.

El choque fue bien guiado por el picheo escualo. Primero el novato Víctor Díaz con una admirable presentación de cinco entradas en blanco y luego el respaldo de su bullpen, que de la mano de Francisco “El Kid” Rodríguez, Rafael Cova, Junior Guerra, Gregory Infante, Hassan Pena y Jorgan Cavanerio hicieron una gran labor en el templo de la UCV.

Pero esa joya del picheo fue desperdiciada al no recibir ayuda de la ofensiva, que hoy solo pegó ocho imparables en 42 turnos, sin producción al plato.

“Juego difícil. Las cosas no salieron como esperábamos. Es una derrota que duele bastante, pero no bajaremos la cabeza. Vamos a Puerto La Cruz a buscar victorias”, declaró Renny Osuna después del juego. “Hay que olvidar el juego de hoy y enfocarnos directamente en la serie que se nos viene en el Puerto. Vamos a ir juego por juego”, finalizó.

Mañana es jornada de descanso. Ambos conjuntos se verán las caras nuevamente el miércoles para empezar una serie de tres compromisos en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de la ciudad oriental.    

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD